Como hacer mantención a las mangueras hidráulicas

Las mangueras hidráulicas son instrumentos esenciales de cualquier sistema hidráulico, por ende hacer mantención a las mangueras hidráulicas de forma periódica y adecuada garantiza un correcto uso, evitando posibles daños y accidentes, y mejorando su vida útil.

Con un mantenimiento regular de las mangueras podemos:

  • Evitar fugas
  • Reducir la fricción y el desgaste
  • Prolongar su vida úti

¿Qué factores afectan la vida útil de las mangueras hidráulicas?

  • Vida útil. La manguera hidráulica y sus acoples tienen una duración limitada, que dependen de las condiciones a las cuales son sometidas por la empresa, esto, porque hay ocasiones en las que tienen exposiciones más severas a las recomendadas. Por ejemplo: el uso continuo en su máxima presión y temperatura aconsejada entre otros, hará que se reduzca su tiempo de uso.
  • Selección y correcto uso de la manguera. Una selección inadecuada de manguera, instalación incorrecta y poco mantenimiento, puede llegar a causar una falla anticipada y daños críticos, tanto para el personal como para el equipo que se está usando.

Las mangueras y ensambles deben ser regularmente inspeccionados y si muestran señales de desgaste o daños como: agujeros, abrasión, fisura u otros daños, deben ser

reemplazados inmediatamente.

Consejos para hacer el mantenimiento de una manguera hidráulica

A continuación, te presentamos algunos consejos que te ayudarán a mantener tu manguera hidráulica en buenas condiciones.

  1. Inspección periódica de mangueras y conexiones.

Verifica el estado de las mangueras para detectar signos de desgaste o daño.

  • Los puntos de flexión, suelen ser los primeros en mostrar signos de desgaste.
  • Revisa que las conexiones estén bien apretadas y que no haya fugas.
  •  Las mangueras deben estar montadas de manera segura y no deben estar dobladas o aplastadas.
  • Protege las mangueras contra objetos punzantes y cortantes.
  1. Utiliza mangueras y conexiones adecuadas

Comprueba que las mangueras y conexiones sean compatibles con el tipo de fluido hidráulico que estás utilizando y que esta pueda soportar las condiciones de trabajo específicas de tu equipo.

  1. Mantén limpia las mangueras y sus conexiones.
  • La suciedad, la grasa y otros contaminantes pueden causar daños a las mangueras hidráulicas y acelerar su desgaste.
  • Limpialas con agua a presión  y un detergente suave, y deja secar antes de usar nuevamente.
  1. Revisa y elimina la tensión de las mangueras.
  • Evita almacenar las mangueras en temperaturas extremas. Las mangueras pueden volverse quebradizas rápidamente en climas cálidos y pueden romperse si se someten a temperaturas frías.
  • Revisa si existen mangueras que están rozando contra el equipo, expuestas a pulsos o en disposiciones que generan una tensión indebida.
  1. Analice si es necesaria una cubierta protectora.
  • En algunos casos es necesario el uso de cubiertas protectoras, según el tipo de fluido y condiciones a las que esté expuesta la manguera.
  • Existen distintos tipos de cubierta como: cubiertas térmicas (ideales para evitar chispas de soldadura y es resistente a la radiación UV), camisas de fuego (otorga protección ante temperaturas externas extremas), protector helicoidal (previene la abrasión)

Si observas mangueras o conexiones desgastadas, debes reemplazarlas inmediatamente, no esperes estén totalmente dañadas, ya que las fallas en las mangueras pueden provocar daños a otros componentes del sistema.

El hacer mantención a las mangueras hidráulicas de manera adecuada es fundamental para garantizar la seguridad y la eficiencia de cualquier sistema hidráulico. Siguiendo estos pasos, puedes ayudar a prevenir fallos y prolongar la vida útil de tus mangueras hidráulicas.

Similar Posts

Agregar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *